Archivo del Autor: Evat

Croquetas de garbanzos

2014-05-18 20.42.23

Ingredientes:

  • 1/2 kilo de garbanzos hervidos (pueden ser de bote, aunque mejor naturales)
  • 3 zanahorias
  • 1 cebolla
  • Pan rallado

Instrucciones:

Rallar fina la zanahoria y la cebolla, si se tiene batidora con accesorio picador se puede utilizar.

Triturar los garbanzos con la batidora y mezclarlos con la cebolla y la zanahoria formando una masa. Tiene que quedar consistente, si necesitamos más consistencia podemos añadir pan rallado.

Dejar la masa reposar en la nevera como mínimo dos horas.

Formar las croquetas y rebozarlas con pan rallado. Freír en abundante aceite. Pueden hacerse también en el horno.

 

.2014-05-18 20.41.08 2014-05-18 20.42.16 2014-05-18 20.41.16

¿Alimentación complementaria o alimentación sustitutoria?

Cuando nuestro bebe cumple los seis meses (o desgraciadamente a partir de los cuatro si el pediatra no está bien informado) la enfermera o el pediatra (según el centro de salud) suele darnos lo que yo llamo “la hoja”. Una serie de pautas de alimentación con los alimentos que nuestro bebe “puede o no puede”, “debe o no debe” empezar a comer.

Estas hojas muchas veces son fotocopias de fotocopias y siguen conteniendo las mismas pautas que se daban hace 50 años. Las cosas han cambiado, las recomendaciones de la OMS, UNICEF, AEPED y demás organismos son muy distintas, pero a la mayoría de los padres nos siguen dando “la hoja” como si fuera el santo grial.

No voy a hablar ahora de lo acertadas o desacertadas que son estas indicaciones, de eso hablaré más adelante, hoy quiero hacer notar otra cosa.

complemetariasustitoria

Cuando nos dan “la hoja” nos hablan de que ya es hora de que nuestro bebe empiece con la alimentación complementaria, pero las pautas que nos dan a mi forma de ver no son de alimentación complementaria, son más bien lo que yo llamo “alimentación sustitutoria”. ¿Por qué? Pues porque las pautas que nos dan nos recomiendan ir sustituyendo tomas por comidas, se empieza sustituyendo la toma de la mañana y de la noche por una papilla de cereales, luego la toma de la tarde por un puré de frutas y luego la toma de la comida por un puré de verduras con carne.

Y yo me pregunto ¿Donde esta la “complementación”? Complementar según el diccionario es “Poner un complemento o mejora a una cosa, añadirle algo para completarla” así en principio la alimentación complementaria tendría que mejorar la alimentación que actualmente tiene el bebe, la leche, sea materna o de fórmula que hasta ahora ha sido la base de su alimentación, complementarla sería añadir cosas para completarla, no sustituir tomas alegremente.

Este es el motivo principal por el que muchos bebes experimentan un parón en su crecimiento cuando empiezan con la “alimentación complementaria” no están complementando, están sustituyendo, tomas de leche rica en grasas que es lo que hace ganar peso, por purés de frutas y verduras que es lo que se suele comer cuando se quiere perder peso. Y este es también el motivo por el que muchos bebes se comen esos impresionantes platazos de puré, necesitan comer mucho para tener más aporte calórico, no es que estos bebes “coman muy bien” o “sean unos tragones” es que a estos bebes se les está sustituyendo lo que realmente les alimenta, la leche, así que o comen puré como “unos campeones” o pasan más hambre “que el perro de un ciego”.

Muchos padres se sienten orgullosos de ver a sus hijos comer platos de puré que a un adulto le costaría terminar, piensan que así está “bien alimentado”. No voy a decir que no esté alimentado, que lo está, pero ese niño está aprendiendo a comer cantidades demasiado grandes para el tamaño de su estómago y no aprenderá correctamente a distinguir la sensación de saciedad lo que en un futuro podría acarrearle problemas de obesidad.

No estoy diciendo que la alimentación sustitutoria sea mala, ni que un bebe no pueda estar alimentado así perfectamente, pero no entiendo porqué se empeñan en llamarlo “alimentación complementaria” cuando no complementa nada.

A mi me gusta definir el BLW como “alimentación complementaria a demanda” porque es un método que complementa la leche y es a demanda del bebé.

¿Es mejor el BLW que la alimentación sustitoria? Pues supongo que ni es mejor ni peor, es distinto.

Recomendaciones de la SEICAP sobre introducción de alimentos. 2012

SEICAP: Sociedad española de inmunologia clínica, alergología y asma pediatríca.


No es necesario retrasar la introducción de alimentos en niños para prevenir alergias

En caso de sospecha de alergia en niños se recomienda acudir a un servicio de alergología pediátrica para un correcto diagnóstico

El asma alérgica suele aparecer a los 3 ó 4 años

Madrid, 20 de febrero de 2012. Ya no es necesario retrasar la introducción de determinados alimentos por su potencial alergénico, como se hacía hasta ahora en muchos casos, según un estudio publicado en la revista Evidencias en Pediatría, ya  que la proporción de niños con síntomas alérgicos no aumentaLa Sociedad alergiasEspañola de Inmunología Clínica y Alergia Pediátrica (SEICAP) apoya las recomendaciones de esta investigación y recomienda acudir a un servicio de alergología pediátrica si se sospecha que el niño puede ser alérgico.

Alimentos como la leche de vaca, el huevo, los frutos secos, la soja o el gluten pueden empezar a introducirse en niños a partir de los seis meses, pues el hecho de posponerlo ya no está asociado con la aparición de eccema o sibilancias (pitidos al respirar) según el estudio. La doctora Ana Mª Plaza, coordinadora del grupo de trabajo de alergia a alimentos de la SEICAP “aconseja empezar a introducir estos productos a las edades adecuadas y recomendadas por el pediatra, por ejemplo el huevo alrededor del año o el trigo hacia los seis meses”.

El trabajo, realizado por el Hospital Universitario de Rotterdam, en Holanda, se realizó con 6.905 niños desde el nacimiento hasta los cuatro años, entre abril de 2002 y enero de 2006. A estos niños se les empezó a introducir entre los seis y los 12 meses alimentos tales como la leche de vaca, el huevo, el cacahuete, los frutos secos, la soja y el gluten. El estudio comprueba que “no existe una asociación entre la introducción de este tipo de alimentos con la aparición de eccema o sibilancias”.

Los resultados fueron que un 31% de los niños presentaron sibilancias a los dos años y un 14% a los tres y cuatro años. “Estos porcentajes son habituales, puesto que está demostrado que uno de cada tres niños va a tener sibilancias a los dos años, causadas por infecciones víricas, y que el asma alérgica suele aparecer hacia los tres o cuatro años de edad”, afirma la doctora Plaza.

Otra reacción frecuente fue el eccema, que presentaron el 38% de los niños a los dos años, el 20% a los tres y el 18% a los cuatro años. Esto demuestra que “la introducción tardía de alimentos alergénicos después de los seis meses de edad no se asocia a un menor número de enfermedades alérgicas a los dos, tres o cuatro años”, según los autores. En el estudio también se observa que este tipo de reacciones alérgicas aparecen con más frecuencia en todas las edades cuando los niños tienen antecedentes de alergia a la leche de vaca en el primer año de vida y de atopía en los padres.

Para la doctora Plaza, la constante evitación de un alimento en niños diagnosticados de alergia al mismo “no genera, muchas veces, la desaparición de la patología”.

Introducción pautada en alérgicos

Un grupo de alergólogos pediátricos pertenecientes a centros de toda España han realizado un estudio que muestra que la introducción pautada de la leche de vaca en edades tempranas permite desensibilizar a los pacientes. Además, otro grupo de alergólogos pediátricos, liderados por la doctora Flora Martín-Muñoz, del Servicio de Alergología del Hospital Infantil La Paz, en Madrid, está coordinando una investigación nacional sobre las posibilidades de la inducción pautada en alergia al huevo.

 

http://www.seicap.es/ver-noticiaf.asp?sec=36&msg=1397&s1

Crepes de plátano

Ingredientes

1 vaso de leche (puede ser también leche de arroz o de avena)

1 vaso de harina de maíz (también puede usarse harina de arroz)

1 Manzana rallada

1 Plátano

Canela al gusto

Aceite de oliva

Instrucciones

Mezclar todos los ingredientes excepto el aceite y batirlos con la batidora hasta obtener una masa líquida, se puede añadir más leche si es necesario.

Calentar una sartén antiadherente con un poco de aceite de oliva

Echar un cucharon de masa en la sartén y extenderla hasta que quede una película fina y dejar que se dore.

Puede rellenarse con compota de manzana o comerse sola.

Galletas de copos de avena y manzana

Ingredientes

250 gr. de copos de avena sin azúcar

300 ml  de leche  de leche de avena

2  manzanas pequeñas o una grande  ralladas (unos 160 gr. una vez eliminada piel y corazón)

1 plátano chafado con un tenedor (unos 90 gr. pelado)

10 ml de aceite de oliva

Galletas de copos de avena y manzana

Galletas de copos de avena y manzana

Instrucciones

Mezclar todos los ingredientes en un bol hasta conseguir una masa homogénea. Para que quede más fina se puede usar una batidora.

Precalentar el horno a 200º

Repartir la masa con una cuchara sobre una placa de horno formando las galletas.

Hornear 30 minutos o hasta que las galletas estén doradas. Hay que tener en cuenta que cada horno es distinto así que hay que estar pendiente para que no se quemen.

 

Recomendaciones de la AESAN sobre verduras de hoja verde, 2011

AESAN: Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición

En abril de 2011, tras tomar en consideración el citado informe de la EFSA, la AESAN emitió una serie de recomendaciones dirigidas a la población española con respecto a la presencia de nitratos en hortalizas. Pese a que ratificó las recomendaciones de la EFSA, la AESAN añadió las acelgas a la lista de hortalizas potencialmente espinacaspeligrosas. Se trata de una verdura cuyo consumo en España es muy superior al observado en el resto de países europeos y cuyos niveles de nitratos pueden ser superiores a los de las espinacas. Las recomendaciones de la AESAN fueron las siguientes:

  • Se recomienda, por precaución, no incluir las espinacas ni las acelgas en los purés antes del primer año de vida. En caso de incluir estas verduras antes del año, se debe procurar que el contenido de espinacas y/o acelgas no sea mayor del 20% del contenido total del puré.
  • No conviene dar más de una ración de espinacas y/o acelgas al día a niños entre uno y tres años.
  • No se debe dar espinacas y/o acelgas a niños que presenten infecciones bacterianas gastrointestinales.
  • Las verduras cocinadas (enteras o en puré) no se deben mantener a temperatura ambiente. Es preciso conservarlas en el frigorífico si se van a consumir en el mismo día. Si no se van a consumir en el mismo día se deben congelar.

La AESAN insiste, en cualquier caso, en que “cuando se comparan los riesgos/beneficios de la exposición de nitratos por el consumo de hortalizas prevalecen los efectos beneficiosos reconocidos por su consumo”

 

Fuente: http://www.pap.es/FrontOffice/PAP/front/Articulos/Articulo/_IXus5l_LjPqmzmYUJVNzPRH8u5szUS_QHJQUdPzL8H72QdAigGiq_g

Compota de manzana con canela

Ingredientes:

  • 2 o 3 manzanas
  • 2 cucharadas soperas de agua
  • 1 pizca de canela

Instrucciones:

Pelar las manzanas y cortarlas en láminas.

Ponerlas al fuego en un cazo con el agua y la canela y remueve para que no se pegue durante unos 20 minutos o hasta que tenga consistencia.

Dejar enfriar.

CALENDARIO DE INCORPORACIÓN DE ALIMENTOS

Extraído del libro de Julio Basulto “Se me hace bola” y difundido con su autorización.

Puedes descargar esta tabla en pdf haciendo click aqui: Calendario de incorporación de alimentos.

A la vista de tanto calendario sin sentido que pulula por ahí, un día me tomé la molestia de elaborar uno. Y ya puestos, hice dos diferentes pero complementarios. Gozas de todo mi apoyo y simpatía si quieres difundirlos por doquier.

CALENDARIO “ORIENTATIVO” DE INCORPORACIÓN DE ALIMENTOS

 (NO OS LO TOMÉIS AL PIE DE LA LETRA, QUE NO ES UNA SAGRADA ESCRITURA)

Hasta el sexto mes de vida
  • Darle sólo leche.

Es aconsejable no incorporar nada en la dieta del bebé salvo que:

1.      Se siente, mantenga la cabeza erguida.

2.      Coordine ojos, manos y boca para mirar al alimento, cogerlo y metérselo en la boca.

3.      Pueda y quiera tragárselo sin problemas

(Es raro que estos tres signos aparezcan antes del sexto mes.)

A partir del sexto mes (poco más o menos)
  • Si el bebé cumple las tres características descritas en el apartado anterior, le ofreceremos, poco a poco, alimentos típicos del menú familiar (saludable).
  • Evitaremos:

–    Los alimentos sólidos con los que podría ahogarse (ej: cerezas enteras, zanahoria cruda, etc.)

–    Los desnatados

–    Los zumos (no más de medio vaso al día, como máximo)

–    Los lácteos (excepto la leche artificial en bebés no amamantados a demanda)

–    La sal y los alimentos salados (olivas, quesos, embutidos)

–    La miel

–    Las infusiones

–    Pez espada, tiburón, lucio, atún rojo o conservas de atún.

–    Carne de animales cazados con munición de plomo.

–    Las espinacas o acelgas (Si estas dos verduras se incluyen en pequeñas cantidades no hay problema).

A partir del año
  • Aplicar lo indicado en el apartado anterior, si bien ya podemos añadir una pizca de sal (yodada) a su comida, así como espinacas o acelgas (no más de un plato al día).

–    El bebé ya puede beber leche entera (la que suele comprarse en tetrabrik) u otros lácteos.

–    Si utiliza biberón, es mejor que empiece a sustituirlo por un vaso.

 

 

Alimento o grupo de alimentos

Aparición y duración aproximada en la dieta del bebé (Tampoco te lo tomes como un “dogma de fe”)

0-6 meses

6-12 meses

12-24 meses

24 meses -3años

3 años en adelante

Leche materna

X

X

X

X

X

Leche artificial (En bebés que no toman leche materna)

X

X

Cereales – pan arroz, pasta, etc. –  (con o sin gluten, frutas, hortalizas, legumbres, huevos, frutos secos chafados o molidos, carnes y pescado (excepto los pescados, carnes y verduras detallados más abajo)

X

X

X

X

Leche entera y derivados lácteos (yogures, queso)

X

X

X

Un plato único de espinacas o acelgas

X a

X a

X a

Cabeza de gambas, de langostinos, de cigalas o el cuerpo de crustáceos similares al cangrejo

X b

X b

X b

Sólidos con los que pueda ahogarse (ej: frutos secos enteros, palomitas de maíz, uvas enteras, etc.)

X

Pez espada, tiburón, lucio, atún rojo o conservas de atún

X c

Carne de animales cazados con munición de plomo (desaconsejada en menores de 6 años)

a.      No más de 1 plato/día

b.      No consumo habitual.

c.       (Máximo 50g/semana, y no consumir ningún otro pescado de esta categoría en la misma semana)

Julio Basulto “Se me hace bola”