¿Y tu, estás preparado para el BLW?

Existen montones de páginas que te explican paso a paso como identificar si tu bebé está preparado para iniciarse con la alimentación complementaría con el BLW. Si el bebé se mantiene sentado, si ha perdido el reflejo de extrusión, si muestra interés por la comida…

Pero muy pocas hablan de los padres. El BLW no solo implica al bebé, implica a toda la familia. La gran mayoría de los bebés están más que preparados para empezar con el BLW pero muchos padres no lo están,  esto puede hacer que fracase la iniciación a la alimentación con este sistema. Bien sea por miedo o por falta de información, si vamos a empezar con el BLW tenemos que asegurarnos de que tanto nuestro bebé como nosotros estamos preparados.

preparado

Si tienes miedo a que se atragante, si no te gusta ver como tu bebé tira la comida al suelo, si no soportas ver como se unta el pelo con salsa de tomate, quizás no estás preparado para el BLW.

Antes que nada piensa si estas preparado para dejar que tu bebé se meta en la boca la comida y si vas a aguantar ver como la tiene en la boca sin ponerte nervioso, piensa si estás preparado para dejar que sea tu bebé y no tu quien decide cuanto, cuando y como va a comer, piensa si estás preparado para dejar que mediante arcadas expulse los trozos de comida demasiado grandes que no sabe gestionar sin meterle la mano en la boca y sin hiperventilar, piensa si estás preparado para ver como tu hijo pasa días enteros comiendo siempre lo mismo, por ejemplo tomate y pera y rechaza cualquier otro tipo de alimento, piensa si estás preparado para no pensar en la cantidad de comida que come (o que no come), piensa si estás preparado para olvidarte de los percentiles y sobre todo piensa si estás dispuesto a cambiar tus hábitos alimenticios por tu bebé, se acabaron las comidas con sal, la comida rápida, los precocinados, etc. Tu bebé tiene que poder comer lo mismo que comes tu.

Si crees que no vas a ser capaz, no pasa nada, puedes optar por dale papillas a tu bebé, paulatinamente ir triturándolas menos e ir combinando con trozos más adelante, lo que se ha hecho “toda la vida”. Simplemente el BLW no es para ti.

Si después de leer el párrafo anterior sigues aquí, entiendo que si, que por lo menos estás dispuesto a intentarlo.Vamos a ver que necesitas para estar preparado.

Lo primero y más importante es informarse bien, saber en que consiste este sistema de alimentación y sobre todo saber que no es.  Para estar bien informado lo primero que te aconsejaría es que te leyeras la bibliografía recomendada, en este enlace tienes más información. Son tres libros básicos que todo padre debería leer antes de iniciarse en el BLW.

Muy importante también, casi más que leerse los libros es saber que tienes que hacer si tu bebé se atraganta, no es habitual, pero puede pasar y hay que estar preparados. Esto sirve también aunque no optes por el BLW. Lo ideal sería hacer un curso de primeros auxilios para bebés, puedes preguntar en la delegación de la cruz roja de tu zona o en los centros sociales o grupos de crianza que tengas cerca. Si no puedes hacer uno curso presencial siempre puedes buscar uno online (siempre será mejor que nada) o incluso buscar información por Internet, existen muchos vídeos que explican como actuar. De esta manera te sentirás más seguro y podrás ofrecer la comida a tu bebé sin tener el corazón en un puño.

Además de los libros, una fuente de información muy valiosa son las experiencias de otros padres, en este enlace he recopilado las experiencias de varios padres que cuentan como ha funcionado el BLW con ellos.

Pero lo que más puede convencerte es ver a bebés de pocos meses comiendo como campeones, este es mi canal de youtube donde puedes ver a mi hija Alba disfrutar de la comida. Aunque si entras el youtube y pones “BLW” o “Bab led weaning” encontrarás montones de vídeos.

A mi en concreto el que me convenció fue este:

Cuando vi a esta nena de seis meses zamparse tan pichi ese muslo de pollo pensé, yo quiero esto para mi bebé, aún estaba embarazada y no sabía si sería niño o niña, pero supe que quería que mi hija comiera así.

Otra cosa que te puede ayuda es unirte a algún grupo de padres que utilizan este mismo sistema, si quieres unirte a nuestro grupo de apoyo nos puedes encontrar en https://www.facebook.com/groups/mibebecomesolo/, también puedes seguir páginas de facebook sobre el tema, la nuestra es esta: https://www.facebook.com/mibebecomesolo, páginas de google+ aquí te dejo la nuestra: https://plus.google.com/+Mibebecomesolo o buscar a más padres en twitter que compartan esta forma de alimentar a sus hijos, aquí te dejo el nuestro: https://twitter.com/Mibebecomesolo

Integrándote en grupos o redes sociales te puedes sentir más arropado, puedes estar en contacto con otros padres que están pasando por lo mismo y que pueden tener las mismas inquietudes que tienes tu, compartir recetas, trucos, experiencias, etc. Esto puede ser un gran apoyo, sobre todo si no cuentas con el respaldo de tus familiares cercanos. Hacer piña y tener a una tribu respaldándote puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *